Skip to content

…Como conservar tus cosméticos y no morir en el intento…

enero 28, 2011

Hace unos días fui a echar mano de mi máscara de pestañas y descubrí que estaba más seca que seca. Es cierto que no es la que suelo utilizar normalmente (voy cambiando según los colores que lleve o el efecto que quiera conseguir en mis pestañas) pero la verdad es que me quedé chafadísima… El caso es que, como soy doña inventos, no se me ocurrió otra cosa echarle un poquito de agua. El caso es que funcionó! Pero cuando me acerqué a comprar una nueva y comenté mi experimento a la dependienta, ¡casi le da un patatús!

Como me vio muy necesitada de información me hizo un repaso de todas las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de conservar mis productos de maquillaje. Y hoy quiero compartirlos con vosotras, porque toda información es poca y creo que es útil para todas.

Lo primero que me enseñó fue un dibujito que siempre llevan todos nuestros potingues, un tarrito abierto en el que normalmente pone 12M (que quiere decir que una vez abierto, puedes usarlo durante 12 meses) la verdad que yo ya conocía este simbolito, pero para ser sinceras, no le hago mucho caso… CRASO ERROR!!!! Porque si te aplicas cualquier producto caducado puede ser muy contraproducente para tu salud!!!!

Mi amiga la dependienta me explicó que este tiempo no siempre es igual en todos los casos, depende, sobre todo de los componentes del producto en cuestión y de la estabilidad de éstos. En este punto hizo una pausa y me comento que, por ejemplo lo que más dura son las bases de maquillaje compactas (que bien, yo siempre uso fluidas!) y que lo que antes se estropea suelen ser las barras de labios (a mi me pasa más con los esmaltes de uñas la verdad). (INCISO: por cierto, en cuanto al esmalte de uñas, nada de ponerle quitaesmalte, yo lo hice una vez y aunque parecía que funcionaba….no lo hizo! Me informé poco después y descubrí que existen diluyentes para esmaltes ¡mano de santo!)

O sea que el tarrito tampoco es 100 x100 fiable. Puede influir, por ejemplo  el calor, la humedad., incluso la luz, por eso me recomendó que metiera todos mis productos de maquillaje en un neceser opaco (eso ya lo venía haciendo, así que genial!). Pero os diré que el truco, porque claro, no creo que llevemos un calendario con el día en el que abrimos el bote en cuestión, es estar atentas, si te da mal olor al abrir el bote, si el color ha cambiado un poco si parece que la crema se rompe en dos fases (líquido y sólido…).

La chica continuó con su cuestionario, ahora tocaban las infecciones. Me preguntó si alguna vez había tenido, conjuntivitis o herpes labial, a lo que contesté afirmativamente y me dijo, que nunca, nunca debemos volver a usar un aplicador con el que nos hayamos aplicado un producto teniendo estas infecciones, ya que al guardarlo, estamos generando la atmósfera perfecta para que “las bacterias” se reproduzcan y al volver a usarlos, nos volvamos a contagiar. La verdad que esto me pareció de cajón, pero bueno, me comentó que en vez de prescindir de estar guapa en esos días, que era mi opción, podía utilizar aplicadores de un solo uso. Eso o limpiar muy bien los pinceles. Ahí saqué mi vena de alumna aventajada y le comenté que yo todas mis brochas y pinceles los lavo después de usarlos. Desde que fui a un curso de maquillaje de MAC y me recomendaron un producto específico para ello. Aunque supongo que el resto de marcas tendrá cosas parecidos. Pero vamos que con jabón de manos es más que suficiente, nada de suavizantes, ni champú ni lavavajillas ni nada similar ¿eh?.y luego dejar que se sequen, que es lo que peor llevo, porque tarda una barbaridad, al menos mis brochitas.

 

Espero que os haya servido…besitos

 

2 comentarios leave one →
  1. enero 28, 2011 9:38 pm

    Me ha parecido un post de lo más interesante. Lo de los labiales la verdad…es que pocas veces llego a agotar uno! Me canso mucho antes! Y luego me lo vuelvo a encontrar, lo retomo…en esto por lo visto fatal! no? Pero lo que sí sigo a pies juntillas es lo de la limpieza de brochas. Además cuando tengo herpes (he tenido toda la vida) o conjuntivitis (que en los últimos dos años he tenido 3 veces!)no me maquillo casi por no tener que tirar los productos después. Lo que si he oído muchas veces para conseguir que la máscara de pestañas esté más fluida, es poner una gotita de aceite y mover con el cepillo…no sé, no he probado…pero lo dicen las mismas dependientas muchas veces! besos guapa

    • enero 30, 2011 10:30 am

      Hola Estefa!
      Pues a mi me pasa igual cuando he tenido herpes, nada de pintalabios, ni brillo ni nada, para que arriesgarse? Aprovecho para contarte que lo del aceite, ¡menos mal que no lo has probado! la dependienta del post también me contó que hay mucha gente que hace eso y lo único que hace el aceite es impedir que la máscara, después de ponertela, se seque, y que lo más común es que eso produzca irritaciones en los ojos. ¿sabes cual fue el consejo que me dio? cuando se te esté quedando sequita la máscara de pestañas… TÍRALA Y COMPRATE OTRA!!!! jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: