Skip to content

…And the winner is…

febrero 28, 2011

…Antes de nada. Perdón por estar totally missing estos días…

Voy a intentar que esta semana se me vea más el pelo por aquí aunque se presenta algo complicado. Pero tengo una buenísima excusa. Bueno en realidad son dos. La primera es que estoy a tope con la entrega de trabajos del  máster (periodismo de moda a topeeee). Y la segunda es que en 9 días estaré en la ciudad de los rascacielos. Siiiii NY,NY!!!!! Y claro estoy con los preparativos del viaje porque quiero que todo salga perfecto. No quiero perderme nada y eso lleva muuuucho tiempo. Aún así hoy no podía perder la ocasión de comentar con vosotras la gala de entrega de los Óscar.

 

…Las que me conocéis un poco me imaginaréis copita en mano ¡¡¡ celebrando la victoria de mi Colin!!!!

…Y es que así da gusto levantarse un lunes por la mañana…

 

¡Estoy taaaan contenta!

Y el estaba tan guapo y tan emocionado…..el más elegante con diferencia con esa sonrisa tan maravillosa….  También estoy  muy  contenta por Natalie Portman y por Christian Bale.

Los admiro mucho a los dos y creo que se merecían mucho este reconocimiento. Bueno dicho esto no podemos dejar de comentar los estilismos que se marcaron ayer las celebrities en la alfombra roja del Teatro Kodak. La verdad es que hubo para todos los gustos. Algunas muy muy guapas, otras elegantes, algunas corrientitas y otras nefastas. ¡Qué le vamos a hacer! La vida es así y no siempre se puede acertar…

 

Hubo unos cuantos colores predominantes. La gama de los lilas y morados hasta el púrpura, los rojos, los plateados….

 

En mi humilde opinión, y no porque sea uno de mis colores favoritos, que conste, creo que la más guapas se encontraban dentro del primer grupo.

Me quedo con dos

La siempre acertada Cate Blanchet y Mila Kunis

La primera escogió para la ocasión un maravilloso y original vestido de Givenchy. La última pieza de la colección de alta costura para esta primavera/verano de Ricardo Tisci. En color lavanda y con incrustaciones de perlas amarillas, la australiana volvió a arriesgar y acertó completamente. Mila también llegó radiante con este vaporoso vestido en malva de Elie Saab con sugerentes encajes y transparencias.

No tan bien iba por ejemplo Scarlett Johanson.

Aunque iba muy sexy con el Donce&Gabanna en color berenjena escogido para la ceremonia, no acertó para nada con el resto del look. Y es que si os fijáis, parece que se acaba de levantar de la siesta. ¿dónde estaba su peluquera? ¿de vacaciones? ¿Y que me decís del tatu en el brazo?…parece una de esas calcamonias que nos entraban de pequeñas en  los phoskitos… vamos que no me gustó mucho la verdad.

Natalie Portman, por su parte fue muy correcta pero no brilló como en ocasiones anteriores.

La verdad es que estamos acostumbradas a verla deslumbrar y en esta ocasión iba bastante discreta, aunque guapa como siempre con este vestido de Rodarte de corte imperio ideal para disimular su barriguita de embarazada.

 

Espectaculares lucieron Hillary Swank, que confió en este maravilloso diseño de Frida Giannini para Gucci Premier que combinaba plumas y destellos. Y Gwyneth Paltrow, mucho más sencilla aunque igualmente arrebatadora con este Calvin Klein en tonos metálicos y de escote generoso. Acertó también con el maquillaje y el peinado que seguía la verticalidad de este vestido que le sentaba como un guante.

 

Marchesa fue la elegida por Halle Berry, radiante con este vestido en tonos nude cubierto de pedrería y terminado en tul.

Parece que decidió tomarse un respiro en la batalla legal en la que está metida últimamente con su ex por la custodia de su pequeña Nahla para acudir a la entrega de premios.

 

De rojo subido se dejaron ver por allí Anne Hathaway, presentadora de la gala, Sandra Bullock y Jennifer Lawrence aunque con dispar resultado. Las dos primeras iban bastante bien. Anne con un espectacular Valentino, diseñador con el que acudió al evento, y Sandra con un bonito diseño de Vera Wang.

Por su parte Jennifer Lawrence no eligió muy bien su atuendo, por muy Calvin Klein que fuese, hay que reconocer que cada vez que la miro me recuerda más a una de las voluptuosas “Vigilantes de la playa”, más si veis imágenes de cintura para arriba….

 

La siempre sencilla Michelle Williams muy en su línea con este Chanel Haute Couture en blanco inmaculado que realzaba su corte de pelo siempre tan perfecto y minimal.

 

Igualmente de blanco pudimos ver a la siempre impertérrita Nicole Kidman. La australiana  escogió este Dior vintage con bordados en plata acorde con su piel de porcelana, aunque supo añadir un toque de color con sus maravillosos zapatos rojos. Eso sí, esos cuatro mechones sueltos por la cara que últimamente suele lucir en todas las red carpet no me terminan de convencer, la verdad.

 

Otra que me gustó bastante, aunque arriesgó más bien poco fue la rubia legal. Reese Whiterspoon  con este Armani Privé en blanco y negro, una apuesta siempre ganadora.

 

Mención especial merece la pequeña Hailee Steinfeld que iba así de ideal  con su Marchesa en rosa palo que me recordaba mucho a los trajes de bailarina. Un claro ejemplo de cómo acudir con un look acorde a la edad que se tiene, un problema bastante común entre algunas de nuestras celebrities más jóvenes.

 

Y para terminar, los uyssssss de la noche….

 

Penelope, hay que reconocer que embutirse en un vestido, acudir a los Óscar y lucir radiante al mes de dar a luz es muy muy difícil, pero podías haber puesto más te tu parte ¿no te parece?

 

Creo que la española, que siempre ha sabido como sacarse partido se dejó llevar por el pasotismo a la hora de elegir su look. Así de exuberante se mostraba con este pedazo de escote, el de este vestido en color vino de L’Wewn Scott que no le favorecía en absoluto. Si a esto añadimos el aspecto desaliñado de su pelo, tengo que darle un suspenso en estilo, sorry Pe.

Otra que iba algo exagerada fue Jennifer Hudson.

Parece que no es consciente de su nueva talla, se la vio delgadísima con este vestido coral de Versace que no la sentaba nada bien. Puede ser porque eligió un modelo tres tallas más pequeño de lo que le correspondía…

 

Y como no, la sin par Helena Bonham-Carter (que bien me cae esta mujer) que aunque apareció algo más comedida de lo que suele, siguió fiel a su estrambótico y peculiar estilo.

Esta vez confabuló con la ganadora del Óscar al mejor vestuario, Colleen Atwood,  conocida de la familia, ya que fue la artífice de vestir a los protagonistas de Alicia en el País de las Maravillas…

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios leave one →
  1. marzo 1, 2011 11:35 am

    Gwitney Paltrow iba monísima. No mataría por ningún vestido de los que se vieron. Y Penélope ha escogido muuuucho mejor en otras ocasiones. un beso!

  2. marzo 2, 2011 1:02 pm

    las ugg las tienes en la tienda de Ugg, alli me las compre yo, pero vamos..las tienes en muchas tiendas!

    el 230th fith no es exactamente un club…es una terraza, esta muy bien, y tendreis suerte porque allí no hay puerta, entras en el edificio, coges el ascensor y arriba está la terraza, es muy chula.

    beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: